24 de abril de 2007

Seis nuevas formas de leer, según Calvino (Laberinto 188, 22/04/07)

La Universidad de Harvard invitó el 6 de junio de 1984 a Italo Calvino para ocupar la cátedra de las Charles Eliot Norton Poetry Lectures. Es un ciclo de seis conferencias que tiene lugar durante el año académico de dicha institución. El término poetry significa en este caso toda forma de comunicación poética -literaria, musical, pictórica-, y la elección del tema es libre. Italo habría impartido esta cátedra de 1985 a 1986, pero al terminar de estructurar sus conferencias y una semana antes de partir rumbo a Harvard, la muerte vino para llevárselo el 19 de septiembre de 1985.
Esther Calvino recupera los textos que serían conferencias y las publica para el conocimiento de todos, ricos en contenido que hubiera sido un desperdicio dejarlos en la papeleta. Este ciclo que Calvino iba a dar se titula: Seis propuestas para el próximo milenio (Siruela, 2005). El fin era rescatar algunos valores, cualidades o especificidades de la literatura que él consideraba particularmente caros e iba a tratar de situarlos en la perspectiva del nuevo milenio. Al leer este libro uno asiste a un nacimiento de una teoría. Una manera distinta para analizar los textos más recientes. Una obra que por separado o en conjunto contenga: Levedad […1) Un aligeramiento del lenguaje mediante el cual los significados son canalizados por un tejido verbal como sin peso, hasta adquirir la misma consistencia enrarecida; 2) El relato de un razonamiento o de un proceso psicológico en el que obran elementos sutiles e imperceptibles, o una descripción que comporte un alto grado de abstracción y 3) Una imagen figurada de levedad que cobre un valor emblemático, como en el cuento de Boccaccio, Cavalcanti saltando con sus delgadas piernas por encima de la losa sepulcral…], Rapidez […Rapidez de estilo y de pensamiento quiere decir sobre todo agilidad, movilidad, desenvoltura; cualidades todas que se avienen con una escritura dispuesta a las divagaciones, a saltar de un argumento a otro, a perder el hilo cien veces y a encontrarlo al cabo de cien vericuetos…], Exactitud […1) un diseño de la obra bien definido y bien calculado; 2) la evocación de imágenes nítidas, incisivas, memorables; en italiano tenemos un adjetivo que no existe en inglés, “icástico”, del griego Ekiautikós; y 3) un lenguaje lo más preciso posible como léxico y como expresión de los matices del pensamiento y de la imaginación…], Visibilidad […es como advertencia del peligro que nos acecha de perder una facultad humana fundamental: la capacidad de enfocar imágenes visuales con los ojos cerrados, de hacer que broten colores y formas de alineamiento de caracteres alfabéticos negros sobre un página blanca, de pensar con imágenes. Pienso en una posible pedagogía de la imaginación que nos habitúe a controlar la visión interior sin sofocarla y sin dejarla caer, por otra parte, en un confuso, lábil fantaseo, sino permitiendo que las imágenes cristalicen en una forma bien definida, memorable, autosuficiente, “icástica”…], Multiplicidad [ …Tenemos el texto unitario que se desenvuelve como el discurso de una sola voz y que resulta ser interpretable en varios niveles (…). Tenemos el texto múltiple que sustituye la unicidad de un yo pensante por una multiplicidad de sujetos, de voces, de miradas sobre el mundo, según ese modelo que Mijail Bajtin ha llamado “dialógico” o “polifónico” o “carnavalesco”, y cuyos antecedentes encuentra en autores que van de Platón a Rebeláis y a Dostoievski. Tenemos la obra, que ansiosa por contener todo lo posible, no consigue darse una forma y dibujarse unos contornos, y queda inconclusa por vocación constitucional, como hemos vista en Musil y Gadda. Tenemos la obra que corresponde en literatura a lo que en filosofía es el pensamiento no sistemático, que procede por aforismos, por centelleos puntiformes y discontinuos, (…). Entre los valores que quisiera que se transmitiesen al próximo milenio figura sobre todo éste: el de una literatura que haya hecho suyo el gusto por el orden mental y la exactitud, la inteligencia de la poesía y al mismo tiempo de la ciencia y de la filosofía (…). (…) ojalá fuese posible una obra concebida fuera del self, una obra que permitiese salir de la perspectiva limitada de un yo individual, no sólo para entrar en otros yoes semejantes al nuestro, sino para hacer hablar a lo que no tiene palabra, al pájaro que se posa en canalón, al árbol en primavera y al árbol en otoño, a la piedra, al cemento, al plástico] y tenga un buen inicio como un buen final, tendrá duración.
Como se podrá ver es un libro necesario para interpretar con otra herramienta la calidad y quizá aventurar a predecir si alguna obra podrá perdurar en el tiempo.
Quizá el lector al acercarse a este texto, dé un nacimiento a una nueva teoría literaria.
Las anteriores propuestas son utilizadas por Pedro Ángel Palou García en el Manifiesto del Crack para definir una de las posturas literarias de este grupo de escritores y que aparece en el libro: Crack. Instrucciones de uso (Mondadori, 2004). Recuerde visitar: http: //elguardiandeldivan.blogspot.com, el fin es lograr interactuar con usted, querido lector, y así recibir sus críticas, sugerencias y comentarios.

5 comentarios:

Biby Cletus dijo...

Nice post, its a really cool blog that you have here, i like the way you present things, keep up the good work, will be back.

Expect more from you...

Warm Regards

Biby Cletus :- Blog

Sandra Becerril dijo...

Hubiera querido estar ahí!!!! Someday...

besos

salamandra dijo...

uhh madre mía. un chingo de conceptos, preceptos y mandamientos!

jejeje buenas entradas tiene usted.

saluditos

Karolunatik dijo...

Mmmm super interesante, sinceramente, jaja solo habia entrado para dejarte un saludo de comentario, pero me quede revisando el material que tienes aqui. Super!

salamandra dijo...

d�nde anda ust� aparezca. es bueno leerte.