21 de diciembre de 2014

Dodo o el retorno contemporáneo de la épica-(Sexenio-Puebla 25/02/14)

Desde que leí Tesauro de Karen Villeda afirmé que ella era capaz de crear su propio universo poético. Con Dodo (Tierra adentro, 2014) se confirma todo.

Dodo es un homenaje a aquellas historias que mantuvieron entretenidos a un sinfín de generaciones: Robinson Crusoe de Daniel Defoe y La isla del tesoro de Robert Louis Stevenson; así como a la poesía épica y a las canciones infantiles.

Karen Villeda entrega un poemario fresco -dentro de todo el mapa poético- que representa un retorno a viejas tradiciones, pero también asume riesgos: hacer poesía a la antigua, donde la experimentación recaiga en la generación de un estilo y estética propia y no en la repetición de fórmulas generacionales.

El atino de Karen Villeda consiste en la capacidad de mezclar lo épico con sus inquietudes principales: la experimentación poética con el lenguaje y la generación de un universo simbólico,  cuyas herencias descansan en los símbolos que desde niños arrastramos, y Karen -a través de la poesía- decide resignificarlos y actualizarlos para ponerlos a dialogar con su generación, que también es la mía. Donde la unidad poética lo es todo y donde la palabra recupera su papel protagónico, por encima de las formas.

Dodo hizo a Karen Villeda merecedora del Premio Nacional de Poesía Joven Elías Nandino 2013.

Un poemario agradable; cuyas estrategias estéticas no logran descifrarse fácilmente.